De las brujas alquimistas de ayer a las científicas ambientales de hoy

Dra. María Eugenia Castro Ramírez

Era fundamental señalar estas condiciones antes de pensar en hacer reconstrucción otra vez en zonas donde se les van a caer las viviendas, donde se les va a hundir el suelo y además van a quedar endeudados. Teníamos todos los estudios que demostraban la existencia de subsidencia y agrietamientos. Encontramos grietas hasta de dieciocho metros de profundidad más hundimientos por extracción de agua. El grado de afectación en San Gregorio fue brutal: hicimos planos de la zona en donde no se puede volver a construir.

 

Ver el artículo completo en