La salud es un derecho y no un consumo de servicios: Secretaria de Salud Capitalina

*Oliva López Arellano participó en el XXV Curso monográfico de medicina social, realizado en la UAM

El concepto de salud como un derecho y no como un consumo de servicios es eje principal de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, enfatizó la doctora Oliva López Arellano en la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

La titular de esa dependencia y quien ha sido docente en los programas de Maestría en Medicina Social y Doctorado en Ciencias en Salud Colectiva en la citada sede universitaria de la UAM participó en el XXV Curso monográfico de medicina social. Hacia la transformación del sistema público de salud. Avances, dificultades y retos.

Salud en tu vida, modelo de atención propuesto para la Ciudad de México, está basado en la estrategia integral de servicios primarios, cuyas dimensiones abarcan la promoción de la salud, la prevención y la atención de la enfermedad, la rehabilitación, los cuidados paliativos y el apoyo a la muerte digna.

De acuerdo con la funcionaria, en diciembre pasado se recibió una Secretaría devastada ante la híper fragmentación de programas; adeudos, que revelan una situación crítica en términos de operación, y desabasto de 70 por ciento en medicamentos.

“Existen cuatro millones de personas sin seguridad social que se deben atender y la Ciudad de México presenta una gran fragmentación socio-territorial y condiciones de vida polarizadas, desigualdades de la vida urbana que colocan al sistema de salud frente a múltiples retos”.

Las principales causas de mortalidad son enfermedades isquémicas del corazón, diabetes y tumores malignos, mientras que las muertes accidentales e intencionales se ubican en el octavo y noveno lugar, y los suicidios, defunciones por SIDA y dependencia del alcohol ocupan los lugares 15, 16 y 17, respectivamente.

Entre los desafíos del sector está reducir las brechas socio-sanitarias entre grupos sociales y territorios, garantizar la seguridad sanitaria en la ciudad y disminuir las inequidades en la disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y calidad de los servicios en la materia. “Se requiere la transformación y el fortalecimiento de las instituciones públicas y el combate a las desigualdades, inequidades y exclusiones que permitan la creación de condiciones seguras y dignas que garanticen el derecho a la salud y su protección”.

La Secretaria de Salud de la Ciudad de México afirmó que hasta el momento se han logrado avances en la estabilización de la prestación de servicios, 85 por ciento de abasto de medicamentos e insumos en las unidades de atención, 104 centros de salud que ya ofrecen servicio los fines de semana, dos hospitales maternos infantiles que serán transformados en generales, uno de ellos en construcción ubicado en Topilejo.

También la recuperación de plazas, reubicación de trabajadores, reducción de licencias y comisiones (de 960 a 508 en marzo y 258 en julio), un proyecto en marcha para la implementación del expediente electrónico en las unidades ambulatorias y padrón único de usuarios y fortalecimiento del sistema de atención médica de urgencias a través de la incorporación de 40 motocicletas del ERUM y 17 ambulancias de terapia intensiva.

“Nuestra ciudad ha vivido durante mucho tiempo en una pedagogía de la desigualdad y en donde ésta se naturaliza, se invisibiliza y criminaliza, y esto hay que transformarlo desde nuestra relación con los otros en todos los espacios”, puntualizó.

Ante la polémica por la desaparición del Seguro Popular, consideró que es necesario entender que “no prestaba servicios y era un mecanismo de financiamiento; lo que va a cambiar es esa lógica perversa de contrato y consumo de servicios para apuntalar la salud como un derecho”.

Resulta relevante construir la narrativa de la 4T en el ramo y las instituciones educativas como la UAM tienen espacios muy importantes desde los que se han estado haciendo propuestas: “Ahora es el momento de implementar con los mecanismos de evaluación, monitoreo, vigilancia y observatorios para mostrar qué va bien y qué no”.

Previo a la conferencia magistral, María Elena Contreras Garfias, directora de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud de la Unidad Xochimilco, reconoció la labor de la doctora López Arellano en la institución “para la construcción de dos importantes posgrados: Medicina Social, el primero que se creó en la División, y el Doctorado en Ciencias en Salud Colectiva, además de ser egresada de esta casa de estudios, elementos que justifican el porqué actualmente está al frente de la Secretaría de Salud capitalina”.

El investigador Paul Hersch, del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias, y la doctora Carolina Martínez Salgado, académica del Departamento de Atención a la Salud (DAS) de la Unidad Xochimilco, ofrecieron comentarios a la ponencia de la doctora López Arellano.

La doctora Martínez Salgado expuso que el resultado objetivo desde la perspectiva científica será si hay un cambio en el perfil de daños y qué modificaciones se podrían presentar hacia el final del sexenio.

Hersch consideró importante que la dependencia mantenga alianzas con las universidades para saber qué cuadros técnicos se necesitan más en el sector para resolver las demandas inmediatas de atención.

El XXV Curso monográfico de medicina social. Hacia la transformación del Sistema Público de Salud. Avances, dificultades y retos, organizado por la Maestría en Medicina Social y el Doctorado en Ciencias en Salud Colectiva de la UAM, continuará el 6 de septiembre en el Auditorio Dr. Jaime Kravzov Jinich de la Unidad Xochimilco.

 

Dirección de Comunicación Social